5 pilares para tu crecimiento profesional

5 pilares para tu crecimiento profesional

“La manera en la que enfocamos nuestra atención puede ser fuente de equilibrio en nuestras vidas. Si la enfocamos en aquello que para nosotros es incómodo o desagradable, aquello que son “las tempestades de la vida”, nos llenaremos de tensión y perderemos nuestro equilibrio personal. Sin embargo, si somos dueños de nuestra atención y decidimos enfocarla en lo que para nosotros es lo más importante, mantendremos una mente clara y centrada cuando todos los demás la pierden”. Reinventarse, tu segunda oportunidad de Mario Alonso Puig.

Hoy en día vivimos en un entorno líquido y bastante incierto. En un entorno donde de manera constante somos acechados por mil y un afirmaciones, ejemplos, estilos de vidas y formas de ser que son exitosas para otras personas, pero que quizás para nosotros no lo sean.

Sin embargo, para poder seguir dando pasos profesionales es necesario que bailemos junto a dos ejes (al menos es mi punto de vista y experiencia). Uno de ellos es focalizarnos en aquellas actividades que nos aportan beneficio en el sentido más amplio y el otro punto de apoyo es tener un objetivo personal y profesional propio (no ajeno). Y digo personal porque nuestro crecimiento laboral va enraizado con lo que somos, con nuestro ser, con lo que queremos para nosotros mismos y con lo que realizamos en nuestro día a día.

Por esto, hoy comparto 5 pilares básicos para poder dar un paso más en tu crecimiento profesional y empleabilidad.

1.- Identifica tu para qué

Estamos acostumbrados a responder en base a un “por qué” sobre aquello que nos pasa o de lo que queremos. Esta pregunta nos lleva a anclarnos a situaciones pasadas, a justificar experiencias y a buscar sentido a aquello que ya sucedió y que no tiene explicación.

Si te pregunto por qué quieres trabajar, quizás tus respuestas sean: necesito pagar la hipoteca, vivo independizada, necesito pagarme el viaje que quiero, pagar facturas, tengo una familia a la que ayudar, etc. Y todas son respuestas muy válidas.

Sin embargo, el para qué nos lleva a pensar en nuestro propósito de vida vinculado a nuestros valores, talento, intereses, emociones y estilo de vida, despertando coherencia en nuestro futuro. Nuestro “para qué” nos invita a tener una razón de ser, nos motiva y da energía para hacer lo que queremos de una manera consciente y proactiva. En coaching trabajamos bajo este paraguas donde reluce la esencia, razón de ser y fin de lo que hacemos.

5 pilares crecimiento profesional

Fíjate cómo cambia el contexto bajo un “para qué”. Ahora responde ¿para qué quieres trabajar de… (escribe aquí tu actividad profesional)?. Te cuento mi "para qué" el cuál consiste en trabajar en aquello que me apasiona y que se ha convertido en mi anclaje laboral desde hace tres años, el desarrollo profesional. Además, para (qué) desarrollarme desde lo que hago bien, con cariño y para tener una vida como la que estoy construyendo. Para (qué) vivir acorde con mis valores e intereses y para poder contribuir a otras personas en su crecimiento personal y profesional. Para (qué) sentirme bien conmigo misma y seguir avanzando en mi formación continua.

Te dejo algunas preguntas para clarificar tu objetivo profesional y tu “para qué”:

  • ¿Cuál es tu objetivo profesional en la actualidad?
  • ¿Cómo éste se vincula a tus objetivos más personales?
  • ¿Para qué quieres conseguir este objetivo profesional?
  • Y para qué quieres conseguir …. (escribe o piensa lo que contestaste en la pregunta anterior.)
  • ¿Este objetivo está alineado con tus valores?
  • ¿Cómo cambiará tu vida personal y profesional a partir del cumplimiento de este objetivo?
  • ¿Cómo es la vida que deseas?
  • ¿Cuáles son las razones que hay detrás de ese objetivo?
  • ¿Qué conseguirás al lograrlo?
  • ¿Qué representa para ti alcanzarlo?
  • ¿Cuándo deseas alcanzar este objetivo?

2.- Establece una estrategia de búsqueda de empleo o de crecimiento profesional

Y este segundo eje, no puede desvincularse de la pregunta que te acabo de realizar, ¿Y qué vas a hacer a partir de ahora para alcanzarlo (alcanzar tu objetivo y crecimiento profesional)?

Sé perfectamente que esta pregunta es incómoda o, mejor dicho, cuesta. Cuesta porque tiene como actividad vernos a nosotros mismos, pensar, recapacitar, elegir, poner foco, temporizar actividades, hacerlas (que ya es lo más ??) y tener un seguimiento de las mismas para ver si están funcionando o no y cambiarlas si es necesario.

Este es punto gris cuando trabajo con personas en temas de mejora profesional, ya que es un proceso de desarrollo en su actividad laboral y, no es fácil. Es tedioso, da pereza pensar y cuesta más hacer lo que se tiene que hacer en el momento que se tiene que hacer. Sin embargo, he comprobado que muchas (no todas, soy realista) personas que realmente tienen un hilo conductor, un faro claro y con la línea trazada o que han elegido su “mejor Camino de Santiago”, llegan aunque tarden más, pero alcanzan su objetivo.

En la actualidad no hay empleos para toda la vida, ni mucho menos, puedes pensar que una empresa es la responsable de tu “carrera profesional”. Sí, hace algunos años se hablaba de “carrera profesional” como lo más favorable y no es que no lo haya sido ni lo sea, sino que las circunstancias actuales han cambiado y muchos de nosotros no tendremos una carrera propiamente dicha, ya que nuestras profesiones están cambiando y cambiarán a lo largo de estos próximos años, teniendo muy claro que nosotros mismos somos los responsables de tomar las riendas de nuestro desarrollo y crecimiento profesional.

Atrás quedó responsabilizar a una empresa de nuestros conocimientos, de nuestros progresos o de nuestro porvenir. Nuestro futuro lo creamos nosotros todos los días con lo que hacemos y no con lo que hacen los demás por nosotros.

Esta estrategia debe tener como objetivo poner en valor lo que te caracteriza, reforzar aquello que no te permite adecuarte mejor al mercado profesional y enfatizar en aquellas acciones que te facilitarán acercarte a tu propósito. Lo importante de este hilo conductor es que sea realista contigo y con el mercado de trabajo, que cumpla con tus intereses, competencias, talento, aptitudes y que tenga un marco de soporte en tus habilidades blandas.

Ahora te pregunto:

  • ¿En qué momento estás?
  • ¿Qué cambios quieres conseguir?
  • ¿Qué acciones llevarás a cabo para conseguir estos cambios y enfocarte en tu objetivo de crecimiento profesional?
  • ¿Qué conseguirás con estas acciones?
  • ¿Cómo estás acciones te acercarán a lo que deseas?
  • ¿Con qué dificultades te vas encontrar en este momento?
  • ¿Qué debes dejar de lado para poner en marcha las actividades que conforman tu estrategia?

Pasemos a lo tangible. Te dejo este ejemplo de cómo estructurar tu estrategia de crecimiento profesional o búsqueda de trabajo.

3.- Enfócate en tu talento

Sé perfectamente que saber en qué somos talentosos y marcar un hilo conductor para dar el cambio que queremos en lo personal y profesional, es engorroso. Es probable que pocas veces nos hayamos preguntado:

  • ¿Quién soy?
  • ¿Qué me define?
  • ¿Qué me moviliza en la actualidad para avanzar en lo personal y en lo profesional?
  • ¿Cómo estoy hoy?
  • ¿Qué aptitudes me avalan?
  • ¿Qué experiencias vitales me han ayudado a avanzar y crecer?
  • ¿Qué he logrado a día de hoy?
  • ¿De qué me siento orgullosa?
  • ¿Qué es lo que realmente me gusta hacer?
  • ¿Con qué actividades disfruto?
  • ¿Qué actividades profesionales me gusta desempeñar?
  • ¿Qué actividades libres se pueden convertir en un empleo o favorecer al mismo?
  • ¿Dónde me veo en tres años? ¿qué estás haciendo hoy para llegar allí?
  • ¿Para qué quieres crecer profesionalmente?

Sin embargo, es necesario que seamos conscientes de nosotros mismos para poder avanzar con confianza junto con un plan (punto 2) que nos aporte cambios para conseguir el propósito que queremos. Afrontar cambios supone un reto de reconocimiento con nosotros mismos, tomar decisiones, dedicar energía, esfuerzo y pasar por una montaña rusa de sensaciones, pensamientos y emociones.

Cuando decidimos hacer un cambio, reajuste o dar pasos sólidos para la consolidación de nuestro objetivo, sentimos desvariar, temor, incertidumbre, agotamiento y quizás nuestra familia no entienda las decisiones que estamos tomando. No obstante, en esta montaña rusa que conlleva cambios y mejoras personales, céntrate en lo que deseas y en tu potencial.

4.- Construye buenas alianzas

Estar bien rodeado de personas que realmente nos hagan mejores es un reto. Tener aliados personales y profesionales que nos hagan ver nuestra realidad, no es nada fácil. Sin embargo, rodearse de personas que nos aportan y nos hacen bien es crucial en esta andadura.

Durante esta etapa es probable que salgan a la luz personas con un discurso gris y que no te faciliten avanzar ligero en este proceso de cambio. Mi recomendación es que te rodees de gente que te respete, que confíe en tu valor, que te diga lo que realmente ve de ti (tus fortalezas y puntos de débiles) y que te motive a salir adelante.

Para esto, es esencial que construyas una red de profesionales de los cuales puedas aprender y que sean referentes en el avance de tus objetivos. Dicha relación constrúyela paso a paso, con responsabilidad, buen hacer, ayudando, siendo tú y aportando tu saber hacer desde lo que eres… sin posturas.

Es necesario que identifiques aquellas personas que son cruciales en tu ámbito y trata de acercarte a ellos a través de eventos, congresos, presentaciones o haciendo el networking del té o café. Sé que en muchas ocasiones llegar a este punto no es fácil, porque hay de por medio una ciudad o país. Sin embargo, interactúa con los mismos a través de los diferentes canales digitales con los que contamos hoy en día.

En este momento es necesario que tengas claro cómo gestionar tu marca personal y profesional, cuál es el mensaje que quieres dejar en los demás y cómo quieres ser reconocido en tu ámbito de trabajo. Para esto, es imprescindible que trabajes en tu autoconocimiento, definas cuál va ser tu mensaje y cómo lo comunicarás. Pero sobre todo, desarrolla una propuesta de valor que defina tu característica profesional.

5.- Aprendizaje contínuo

¿Lo sabías no?. Hoy en día tenemos una gran excusa para reciclarnos y seguir aprendiendo debido a que estamos viviendo un momento donde la información y las necesidades empresariales cambian de manera vertiginosa. El aprendizaje está, en la mayoría de los casos, al alcance de todos y si no avanzas con este nuevo paradigma profesional, puedes quedarte fuera del mercado de trabajo. Asusta, pero es verdad.

Ten en cuenta que lo aprendiste hace tres, dos o un año en la universidad, formación profesional o master, hoy en día se ha complementado con nuevos conceptos y demandas del mercado empresarial, fomentandose nuevos puestos de trabajo. En muchos casos, la información está más actualizada en círculos profesionales que las mismas escuelas formativas, por eso de la importancia de tener una buena red que nos nutra de sólidos conocimientos.

Este nuevo paradigma de trabajo, caracterizado por las personas y sus talentos, demanda no sólo que el profesional se prepare de manera perenne en conocimientos técnicos, sino también que sea capaz de definir y afianzar algunas de las habilidades más demandadas en la actualidad como:

  • Resolución de problemas
  • Pensamiento crítico
  • Inteligencia emocional
  • Creatividad
  • Liderazgo
  • Trabajo colaborativo
  • Servicio al cliente
  • Toma de decisiones
  • Negociación
  • Flexibilidad de pensamiento

Para finalizar, te dejo estas preguntas para que trabajes en ti:

  • ¿Cuál es tu realidad profesional?
  • ¿Qué distancia hay ahora mismo entre ti y tu objetivo o crecimiento profesional?
  • ¿Qué acciones has realizado hasta el momento para acercarte más a este objetivo?
  • ¿Qué consecuencias tuviste con estas acciones?
  • ¿En qué medida te estás adaptando al nuevo mercado de trabajo?
  • ¿Cuál es tu nivel de compromiso con tu empleabilidad?
  • ¿Qué demanda tu sector en profesionales como tú?
  • ¿Estás alineado con estos requerimientos?
  • De no ser así, ¿qué harás para ser más empleable?
  • ¿Para qué deseas estar alineado con las demandas del mercado?
  • ¿Qué deseas conseguir con esta alineación?
  • ¿Hay algo que te está impidiendo actuar?
  • ¿Cuál es la base de tu éxito?

Grace Salazar
Recruiter - Desarrollo y Orientación Profesional

 

Suscríbete a mi contenido de empleabilidad

Si quieres recibir información de Desarrollo Profesional y Empleabilidad, suscríbete a mi contenido!

Sígueme
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Madrid
Blog de Grace Salazar - Coach para el Empleo y Orientación Laboral 2019 | Construido por minet.es