grace-salazar-repercusion-empleo.jpg
  • Grace Salazar
  • Coaching

¿Quién soy? y la repercusión en el empleo (1ª parte)

Quizás este es uno de esos artículos o reflexiones que un primer momento no pensaba escribir. Sin embargo, cada día soy mucho más consciente de la importancia que tiene saber y experimentar lo que realmente somos, lo que realmente estamos siendo en el presente y lo que deseamos en un futuro próximo, sin que esto nos lleve a vivir en una perenne ansiedad.

Siento que vivimos bajo un entorno que, queriendo o no, nos limita desde muy pequeños, teniendo como consecuencia vivir para afuera y no viviendo desde dentro, es decir, todos sabemos que en la mayoría de casos nuestra educación, valores, personalidad, emociones y pensamientos, entre otros entornos de vida, se forjan desde nuestro hogar unido a un agente de gran importancia como es el colegio (llámale sistema educativo).

Estos entornos hacen una gran labor de crecimiento y formación como seres humanos, pero en algunos casos, nos condicionan y limitan desde muy pequeños. Cuantas veces habremos oído decir a algún niño - adolescente, “estudia x carrera porque te dará dinero”, “eso de pintar, no te llevará a ningún sitio”, “no pierdas el tiempo y estudia x que está de moda”, “¿quieres vivir de la música?, eso no es rentable” y así estoy segura que podríamos enumerar una lista de afirmaciones que nos han dicho o que las hemos escuchado a otras personas.

Recuerdo perfectamente cuando terminé el colegio que mi padre (del que he recibido los mejores consejos) y mi madre (mujer luchadora, emprendedora, independiente y muy trabajadora), me dijeron: “hija, ¿qué quieres estudiar?. No me importa que decidas estudiar algo técnico pero quiero que lo decidas tú y que te guste”. Y así decidí mi carrera, psicología.

Es verdad que en mi casa nunca me obligaron a estudiar algo específico, pero lo que sí recuerdo es que me motivaban a hacer lo que a mí me gustaba, lo cual siempre he aplicado y sigo aplicando. Sin embargo, me encuentro hoy en día que tenemos inputs poderosísimos que vienen de la calle y no del corazón. Inputs que llevan a grandes personas a sumergirse en el “hacer” cosas por hacerlas, por quedar bien, por seguir el cauce del río y no seguir lo que realmente desean y en lo que consideran que son buenos o pueden llegar a serlo desarrollando sus conocimientos y habilidades.

Nos encontramos inmersos en una sociedad que implanta lo que se debe hacer y no en una sociedad que nos invita a explorarnos más como personas. Acaso, ¿se nos enseña a decir en qué somos buenos?….NO!!!, todo lo contrario. Se nos indica directa o indirectamente que no digamos en qué somos buenos o qué nos gusta hacer porque muchas veces se nos tacha de “locos”.

Se nos tacha de “locos” cuando lanzamos al viento nuestros objetivos o sueños personales y laborales escuchando por debajo frases como….”estás segur@?”, “¿eso no es muy arriesgado?”. Y sí, no te digo que salgas corriendo y que lo dejes todo sin pensar un poco en lo que te conllevará esta decisión, pero ¿por qué siempre se está haciendo lo que dice el resto por quedar bien y no se hace lo que realmente nos (te) da la gana? ¿por qué tienes que ser oveja de rebaño?, ¿intentaste salir de esta senda, cruzar charcos, montañas y verlos desde otra experiencia y expectativa?

Si somos buenos en algo ¿por qué no decirlo y hacerlo?, ¿por qué no gritarlo a los cuatro vientos de una manera bonita sin ser pedantes ni arrogantes?. Hasta en eso se nos ha quitado voz y voto o al menos es como lo siento. Esto trae como consecuencia frustraciones, inseguridades, incomodidades, desaliento, desmotivación y desdicha porque no estamos haciendo aquello que nos hace mejores personas y profesionales…. pero sobre todo, no estamos creciendo como Juan, Elena, Rocío…

¿Quién eres?

Una de las preguntas más poderosas que se nos pueden hacer. ¿Quién eres?… ¿Quienes somos?. No hay pregunta más intensa, desgarradora y revolucionaria que esta. No hay pregunta más profunda que esta. No hay pregunta más clara y directa que esta. No hay pregunta más sensible y aclaradora que esta. No hay pregunta que nos deje casi sin palabras que esta…Y ¿por qué?

Si tú eres de l@s que tiene muy asimilada esta cuestión y sabes con honestidad lo que conlleva esta respuesta, enhorabuena porque no todas las personas tienen la capacidad o valor para vivir un proceso de autoconocimiento, debido a que conlleva decisión, coraje, mirarse, reconocerse, sufrir, cambiar, llorar y rascar mucho en lo más profundo de nosotros, o por lo menos este fue mi caso.

Si aún cuando te preguntas esto no sabes qué decirte, quizás hay algo que aún te falta por concretar en ti.

Reconoce tus valores, motivaciones, habilidades, emociones, pensamientos, talento y objetivo de vida. Reconoce en ti tus miedos, tus errores y tus aciertos. Reconoce aquellas situaciones que te gustan o disgustan… aquellas que te hacen pensar, sentirte mejor y satisfecho. Reconoce con quién quieres estar y cómo quieres hacerlo. Reconoce qué logros son los que te enmarcan como persona y profesional. Reconoce y cree cuando alguien que te valora dice cosas buenas de ti. Cree cuando das pasos con seguridad y aplomo.

Reconoce qué eres capaz de hacer bien y afina tus áreas grises, así te quitarás mochilas con piedras dentro. Si aún no sabes qué es lo que llama laboralmente tu atención, experimenta actividades, lee mucho y habla con diversos profesionales que pueden beneficiarte en este aspecto.

Y llegados a este punto de confianza, te pregunto:

  • ¿Qué sabes hacer bien?. Ya sea, actividades personales o profesionales o
  • ¿Qué te gustaría hacer (OBJETIVO)?, olvidándote de situación geográfica o dinero.
  • ¿Qué harías ahora mismo si tuvieses la capacidad de hacerlo?
  • ¿Cómo lo harías? ¿para qué lo harías?
  • ¿Qué hay detrás de esta decisión de hacer esto?
  • ¿Qué beneficio te traerá hacerlo?
  • ¿Cómo te ves y sientes cumpliendo esta actividad?
  • ¿Con qué recursos cuentas para hacerlo?
  • ¿Qué impedimentos encontrarás en el camino? ¿cómo lo solventarás?

Muchas preguntas, lo sé. Antes de “lanzarte” a enviar CV´s, de hacerte algún perfil profesional y de buscar cualquier empleo, detente y piensa en ti… ¿quién eres? ¿quién estas siendo ahora? ¿qué deseas conseguir?. Detente y piensa primero en ti… Luego, escribe tu objetivo profesional.

Grace Salazar
Recruiter - Orientadora Laboral - Coach de Desarrollo Profesional

 

Suscríbete al Blog de Grace Salazar

Si deseas seguir leyéndome, suscríbete gratis a mi blog. !Gracias!

Sígueme

  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Blog de Grace Salazar - Coach para el Empleo y Orientación Laboral 2017 | Construido por MineT.es