• Grace Salazar
  • Empleo

No soy un currículum, ¿y tú?

Hace exactamente tres años escribí mi “último” currículum. Hace tres años estaba inmersa en un proceso revolucionario de cambio, de desorientación, de incertidumbre, de desempleo y de no saber qué iba ser de mi vida profesional. Empezaba, sin saberlo, un proceso de reajuste laboral que me ha llevado a donde estoy, sin olvidarme que aún me queda un camino muy largo por recorrer para llegar al Everest - MachuPicchu (estas referencias las vinculo a objetivos vitales y profesionales).

Este currículum del 2016 lo hice en cuarenta horas!!! (madre mía ?), pero obtuve el resultado que quería en ese momento. Lo veía y me sentía bien, me representaba y me sentía capaz de defenderlo en una entrevista de trabajo.

Una de las decisiones que tomé en ese momento fue “elegir” y quedarme solo con aquellas experiencias profesionales que realmente me hacían bien y con las cuales me sentía fluir, segura y sabía que valía. Todas ellas estaban relacionadas con mi experiencia en recursos humanos dentro del área de desarrollo de personas.

Con el paso del tiempo este currículum del 2016, lo he utilizado muy poco porque entendí en estos años que no somos un “currículum”. No somos solo una página sin alma y que dice lo que podemos o no hacer por una empresa. Puede ser que tu currículum esté muy bien redactado (esencial) y que resulte estéticamente bonito, pero considero que para quien quiere realmente saber de nosotros, se queda corto. No sé si tienen esta sensación…. A mi me pasa!

No soy un curriculum

Estos últimos meses, cuando me han solicitado mi hoja laboral, he facilitado mi página web y mi perfil de LinkedIn, y déjenme decirles que no me han puesto ningún inconveniente por dar mis urls. Ya se va notando que la manera de llegar a un profesional y de conocerlo van cambiando a favor. Una pregunta. ¿Estás preparada para ir más allá de un currículum tradicional y profesional?.

Ahora, te comento lo siguiente… “un secreto”. El hecho de poder facilitar mi “currículum on line” es fruto de estar trabajando diariamente mi marca personal (porpuesta de valor, conocimientos, experiencia y saber hacer) y visibilidad (medios), debido a que estas personas llegaron a mi después de conocerme en red.

¿Y cómo he trabajado mi marca?. Empezando un fuerte proceso de autoconocimiento y valoración profesional que arrancó hace siete años, pero que hace tres dio un vuelco teniendo como prioridad el saber en qué me siento a gusto profesionalmente, en dónde puedo aportar con lo que sé y, finalmente, trabajando constantemente mi visibilidad offline y online.

Te pregunto lo siguiente:

  • ¿Cómo te estás trabajando?
  • ¿Dónde está tu esencia y valor?
  • ¿Qué es lo que quieres destacar de ti?
  • ¿En qué eres realmente buena y sientes fluir con esa actividad?
  • ¿Tu entorno sabe que eres buena en ello?. Dejémoslo aquí.

Este proceso de autoconocimiento y valoración empieza con esta cuestión: “quienes somos” definiendo nuestras competencias técnicas y blandas, propuesta de valor, valor diferencial, objetivos vitales y profesionales, logros, definición de aquellas tareas y responsabilidades que más nos representan y tienen valor para el mercado de trabajo y, sobre todo, trabajando nuestra propia historia vinculada a nuestro propósito de vida y personalidad…. ¿Sabes qué te hace peculiar al resto de profesionales y candidatas?

Por ejemplo. En mis diferentes bios, extractos, cartas de presentación y currículums, dejo reflejado algo que de manera particular me ha enseñado muchísimo, que lo he llevado a la práctica en mi trabajo y que se resume en la siguiente frase:

7 años, 8 destinos

〽️ (Si quieres saber qué aprendí y cuales fueron estos destinos, puedes leer mi experiencia aquí. Otra cosa, cuando escribí este post estaba en mi destino siete. Sin embargo, en poco más de un mes me traslado a Madrid ?).

Esto es parte de mi definición personal, es por ello que el mudarme de país y de ciudades me ha ayudado y enriquecido tanto, que sin ser muy consciente durante este tiempo, he ido desarrollando las siguientes competencias blandas:

Capacidad de adaptación, flexibilidad, autonomía, independencia, conocer diferentes entornos culturales (añadiendo que soy inmigrante peruana residiendo gratamente en España desde hace 16 años), tolerencia, autoliderazgo, proactividad y resiliencia.

Por otro lado, entiendo que aún los currículums tradicionales se siguan solicitando, es por ello que hace poco me animé nuevamente a redactarlo con la finalidad de sentirme tranquila e identificada al momento de compartirlo o defenderlo. Sin embargo, cuando ponía en orden mis ideas y lo escribía, me encontré con lo siguiente:

  • He sentido que soy viñetas explicando qué hice o qué estoy haciendo. Me he sentido muy limitada, porque este papel no tiene mi voz ni denota mi sentir cuando cuento lo que hago en mi trabajo.
  • Parece que soy un puesto de trabajo asociado a una empresa por nombre o prestigio. Y no!… Somos lo que somos porque nos avala una experiencia vital. Que esto nos quede clarísimo!.
  • Es verdad que este currículum tiene mi personalidad, pero sigo pensando que debemos darnos a conocer más, y esto, es una pequeña parte de lo que podemos mostrar. Particularmente la mejor manera de darnos a conocer es conociendo a otras personas, siendo nosotras mismas, ayudando en la medida de nuestras posibilidades, compartiendo lo que sabemos, aprendiendo de los demás, focalizando nuestro saber hacer, tejiendo alianzas inteligentes y de calidad y, finalmente, desarrollando un “cobijo digital” propio.

Por saberlo…

- ¿Te sientes (algo) identificada con tu currículum tradicional?.

  • Me limita el espacio. No puedo contar todo lo que me gustaría. Pues bueno… en una entrevista o reunión lo haré si se da el caso.
  • Por lo menos, esta vez no lo hice en cuarenta horas. Lo redacté en tres horas ya que toda la información la tenía diversificada, pero la tenía por todo el trabajo personal que he hecho en estos tres últimos años.

Conclusión

Aunque hoy en día se sigan solicitando currículums, entendamos que no somos un papel, ni un título ni mucho menos, la empresa en la que hemos trabajado o actualmente trabajamos. Somos seres autónomos e independientes. Nos caracteriza lo que sentimos, pensamos, anhelamos, queremos, hacemos y lo que podemos aportar a los demás y en esto, incluyo a las empresas. Intentemos que nos conozcan de otra manera.

Grace Salazar
Recruiter - Desarrollo y Orientación Profesional

 

Suscríbete a mi contenido de empleabilidad

Si quieres recibir información de Desarrollo Profesional y Empleabilidad, suscríbete a mi contenido!

Sígueme
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Madrid
Blog de Grace Salazar - Coach para el Empleo y Orientación Laboral 2019 | Construido por minet.es