• Grace Salazar
  • Empleo

Lo que debes saber para optimizar tu currículum

Seguro que estarás pensando: ¿qué es lo que tengo que escribir en mi currículum para que la persona que lo lea me llame?. Ahora dirás, ¿cuál es el punto clave para diferenciarme del resto de personas que están optando al mismo puesto que yo?. A esta segunda pregunta te contesto en este post. Así que toma lápiz y papel o cuando termines de leerlo, guarda o imprime este artículo y así no lo pierdes de vista.

Mira, quiero contarte algo. A lo largo de mi carrera como seleccionadora o responsable de las incorporaciones de las empresas en las que he trabajado, he visto miles de currículums y he hecho otras tantas entrevistas de trabajo, pero hay algo que falla y es lo siguiente.

El 90% de las personas que optan a un puesto no se diferencian del resto de postulantes. Son uno más dentro del conjunto de candidatos a una vacante.

Como digo yo: “todos rezan el mismo rosario” y no “cantan” una canción. Es decir, si “cantas (propuesta de valor)” un rock, balada, salsa (lo que más te guste) estás haciendo algo diferente al resto y la persona que tienes en frente, es probable que te mire con otros ojos.

Entonces…..

El desarrollar y diseñar un currículum es parte y consecuencia de tener muy bien planteada una estrategia de búsqueda activa de trabajo. Esta herramienta te ayudará a demostrar tu valía y, por ende, al seleccionador encontrar las cualidades, experiencias, conocimientos y motivaciones que requiere para un puesto específico.

Si deseas desarrollar un currículum diferencial y que proyecte lo que puedes aportar a la empresa de tu interés y al puesto demandado, toma en cuenta lo siguiente:

  1. Centra tu información en lo que se necesita para el puesto y en las características que tiene la empresa.- Muchas personas que están en proceso de búsqueda activa de empleo centran este documento en su propia necesidad y obvian lo que realmente la empresa está requiriendo. Para llegar a este punto informativo es necesario no solo conocer la oferta de trabajo, sino también hacer una investigación de la empresa que te interesa. Con los datos recabados es mucho más sencillo redactar y focalizar tu información profesional en aras de la necesidad de la empresa.
  2. Desarrolla tu propuesta de valor.- Y te preguntarás, ¿qué es una propuesta de valor?. Es aquello que haces estupendamente bien (talento) y que va ayudar a mejorar el día a día o a crear beneficios a la empresa que te interesa, poniéndote en ventaja con el resto de candidatos. Esta información es crucial y te servirá como gran diferenciador en tus procesos de selección. Puedes añadirlo en el apartado “resumen” o “sobre mi”. Si deseas trabajar en tu propuesta de valor, pregúntate lo siguiente: ¿cómo todo lo que sabes, conoces, dominas y motiva puede ayudar a una empresa?.
  3. Tu currículum es parte de tu marca personal.- Tu currículum te debe representar. Sí, como lo lees!. En él no solo debe palparse tu propuesta de valor y lo que puedes hacer por una empresa, sino también debe plasmar características de tu personalidad. Revisa tu forma de redactarlo, enfocarlo y el diseño que estás utilizando. Todo esto habla de ti, de lo que eres y quieres proyectar. Pero cuidado, lo esencial en el currículum es el contenido (trabaja mucho en esto!!). Quizás si utilizas la técnica de Storytelling te ayudará a enfocarlo mejor.
  4. Añade tus logros.- Ayuda a que la persona que está revisando tu información obtenga datos relevantes de tu trayectoria profesional. Por esto, al terminar el desarrollo de tus funciones, especifica los logros que obtuviste en esa experiencia laboral. Cuantifícalos (si puedes) y prepara un argumento al hablar de ellos en una entrevista de trabajo.
  5. Utiliza palabras claves o keywords.- Las palabras claves o keywords son todas aquellas que conforman tu actividad profesional, estudios, idiomas o herramientas que manejas y que deben figurar en tu material de búsqueda de trabajo. Es decir, son las palabras que van a generar alerta en la persona que esté leyendo tu currículum o LinkedIn y que ayudará al ajuste de la descripción del puesto de trabajo. Esto implica que escribas todas aquellas palabras que te definen a nivel profesional.
  6. Habla en el idioma de la oferta de empleo.- No solo personalices la propuesta de valor para cada puesto y empresa, sino también que las funciones, nombre del puesto y competencias, estén con las mismas palabras del puesto a cubrir. Y no te quedes aquí. Cuando estés en una entrevista de trabajo incluye en tu vocabulario la misma terminología que emplea el sector y empresa de tu interés.
  7. Tus competencias.- Es interesante que des a conocer tus competencias y quizás lo hagas en “modo” lista. Sin embargo, aquí tengo una visión diferente. Sinceramente, a mi no me dice nada una lista de competencias porque “todo el mundo” pone las mismas y estamos hablando de que te diferencies. El poner una lista de competencias en la parte izquierda de tu currículum no dice nada de ti ni es garantía de que hagas un buen trabajo!. Está bien para que pases el filtro del ATS o filtros por palabras claves, pero hasta allí. Si deseas realmente dar a conocer más información de ti, en tu resumen o propuesta de valor desarrolla alguna de estas competencias con un ejemplo específico relacionado a tu experiencia pasada.

Grace Salazar 

Desarrollo y Orientación Profesional - Empleabilidad

 

Suscríbete a mi contenido de empleabilidad

Si quieres recibir información de Desarrollo Profesional y Empleabilidad, suscríbete a mi contenido!

Sígueme
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Madrid
Blog de Grace Salazar - Coach para el Empleo y Orientación Laboral 2019 | Construido por minet.es