9 claves previas para iniciar una búsqueda de empleo

9 claves previas para iniciar una búsqueda de empleo

Cuando se atraviesa una etapa de mejora laboral, en algunas ocasiones, se empieza con lo más conocido: “hacer un curriculum y enviarlo por donde mi vista y conocimiento me lo permita”, pero antes de sentarte a hacer esto empieza poniendo hitos básicos para que esta búsqueda sea lo más llevadera y que te reporte lo que te asignaste como objetivo en esta nueva etapa.

Si me permites, quiero comentarte (con cariño siempre) que un proceso de búsqueda de trabajo no empieza por hacer un maravilloso CV y enviarlo. No empieza inscribiéndote a todos los portales de empleo que existen. No empieza buscando trabajo una hora al día. No empieza haciendo lo mínimo y pretendiendo obtener un 100% de resultado. No empieza con quejas. No empieza “tomándote” mucho tiempo para dar el pistoletazo de salida a esta nueva búsqueda. No empieza sin piezas claras. No empieza haciendo lo mismo de siempre… No!, no empieza de esta manera.

Este nuevo proceso tiene que empezar con claridad para que el recorrido sea el mejor posible y ante ello, hoy comparto contigo:

Estas son 9 claves que considero te pueden favorecer en esta etapa inicial de búsqueda de empleo. Empezamos!!!

1.- Identifícate

Sé perfectamente que hacer un trabajo de autoconocimiento, no es de un día para otro pero lo que sí te puedo decir, es que es la mejor y mayor clave que tienes para empezar cualquier proyecto o situación nueva.

Por ejemplo, si tienes una primera cita y esta otra persona te pregunta cómo eres, es muy probable que le digas varias cosas que hoy en día sabes de ti, pero además, es posible que le comentes lo que no quieres como pareja, porque antes de esto hiciste un ejercicio de poner sobre la mesa qué es lo que necesitas y no, en una situación así.

Esto mismo pasa con la búsqueda de empleo, la otra persona (empresa - encargado de proceso) quiere saber quién eres, en qué eres bueno y qué les puedes aportar y, si esto que es tan importante no lo tienes claro, es muy probable que tu mejora laboral no vaya por buen camino.

Andrés Pérez Ortega en su libro, Marca Personal para Dummies, nos invita a hacer un análisis de nosotros mismos a través de diversas cuestiones:

  • ¿Qué se te da bien?
  • ¿En qué eres especialmente hábil?
  • ¿Para qué sirven tus habilidades?
  • ¿Qué habilidades utilizas?
  • ¿Cómo puedes utilizar estas habilidades para ser la mejor opción como candidato?
  • ¿Cómo demuestras tus habilidades?
  • ¿Qué habilidades quieres conseguir?
  • ¿Cómo puedes desarrollar nuevas habilidades?
  • ¿Cuáles son tus hábitos?
  • ¿Cuánto tiempo dedicas a desarrollar hábitos positivos?
  • ¿Qué debes dejar de hacer?
  • ¿Qué hábitos negativos te están paralizando?

2.- Fortalezas

Dentro de esta parte identificativa, hay un apartado básico, nuestras fortalezas. ¿Y qué son nuestras fortalezas?

Para mí, las fortalezas son el conjunto de cualidades que nos permiten destacar positivamente dentro de nuestro entorno. Es decir, es todo aquello que hacemos muy bien y que nos facilita sentir orgullo de nosotros mismos. Por último, las fortalezas son aquellas acciones o tareas de las cuales en algún momento, hemos recibido reconocimiento y nos han aportado mérito dentro de nuestra experiencia laboral.

Fortalezas para búsqueda de empleo

3.- Evalúa tu experiencia

Cuando estás en esta etapa de cambio laboral, es necesario que pongas en papel y en tu mente todas aquellas actividades laborales que has desarrollado. ¿Por qué digo esto?. Porque me suelo encontrar con profesionales que cuando inician su proceso de mejora laboral, no tienen claro las funciones que desempeñaron en sus anteriores trabajos. Es decir, no llegan a reflexionar de una manera profunda cómo su puesto influía en el resto de actividades de la empresa o algo tan simple, sólo remarcan dos o tres funciones dejando de lado al resto de ellas.

Y es verdad que para un proceso de búsqueda de trabajo, es necesario destacar aquello que se ajusta mejor a la oferta de empleo, pero también es recomendable que de manera paralela, hayas hecho el ejercicio de reconocer todas aquellas tareas que han conformado tu día a día laboral.

Para esto te aconsejo que cuando inicies un nuevo proyecto de trabajo, solicites tu descripción de puesto y el organigrama, pero de no tener estas herramientas, escribe y describe las funciones que estás haciendo o hiciste en el trabajo porque esto te ayudará a tener de una manera clara y práctica tus funciones.

4.- ¿De qué y donde quieres trabajar?

Básico!!… Al momento de iniciar tu proceso de búsqueda de empleo estés o no trabajando, es esencial que sepas hacia donde quieres ir. Es decir, tienes que tener claro de qué quieres trabajar y donde, y todo ello en relación a tu experiencia, formación o reajuste profesional.

Y esto es porque nos encontramos con algunas personas que habitualmente comentan: “quiero trabajar donde sea y de cualquier cosa”. Entiendo perfectamente que nuestra situación personal marque el rumbo para buscar trabajo, pero aún así, define en qué puedes desenvolverte por conocimiento o experiencia para que esta nuevo proyecto sea el mejor para ti.

Como dice Alfredo Vela en su libro, Cómo Buscar Trabajo en Redes Sociales (y sin ellas), “tener objetivos profesionales es imprescindible para saber qué pasos dar para encaminar nuestra carrera hacia la consecución de los mismos, si no los tenemos ¿hacia donde dirigimos nuestro proyecto profesional?. Tener unos objetivos, no nos asegura conseguirlos, pero no disponer de ellos es mucho más peligroso”.

5.- Sondea tu huella

Como sabemos, todos tenemos una huella que hace que los demás nos reconozcan. Esta huella nos permite diferenciarnos, mejorar, avanzar y ser creíbles al resto de personas. Nuestra Marca Personal es inherente a nosotros, con lo cual no es algo que decidamos tener o no tener, simplemente se nace con ella y se va desarrollando a lo largo de nuestra vida.

¿Qué es marca personal?.

En España hay grandes profesionales expertos en este tema, con lo cual comparto contigo algunas definiciones de este concepto por si aún no lo conoces o no te queda claro:

“La marca personal nace siempre de la autenticidad, de ser fiel a uno mismo. Y ello, implica, primero, conocerse bien; segundo, aceptarse; y tercero, desarrollarse”.

Francisco Alcaide.

“La marca personal es la huella, recuerdo, impresión o imagen que dejamos en la mente y el corazón de los demás, en todas y en cada una de nuestras interacciones (reales o virtuales) que tenemos con otras personas. Esa huella que dejamos es diferente en cada uno de nosotros, pues se trata de la combinación única de atributos, talentos, características, valores y competencias”.

Cristina Mulero.

“Solo cuando tengas claras tus motivaciones y valores, será cuando seas capaz de dejar huella en los demás”.

Eva Collado.

“ La marca personal es aquello que dejas en otras personas, lo que los demás piensan y sienten cuando piensan en ti”.

Andrés Pérez Ortega.

Saber qué imagen tienen los demás de nosotros es necesario en cualquier faceta de nuestra vida y como no, al momento de marcar objetivos en nuestra carrera laboral y de buscar nuevas oportunidades. Es por eso que te invito a que preguntes a tu entorno (amigos, familia, compañeros de trabajo, responsables, conocidos, clientes o proveedores directos) cuál es la imagen que ellos tienen de ti, lo que te permitirá ampliar tu autodefinición como profesional y persona.

Si este ejercicio lo hacen de manera escrita, mejor! así puedes tener toda esta información a mano y trabajarla de manera oportuna dependiendo de tu necesidad actual y futura.

Frase de Francisco Alcaide

6.- Economía

Cuando se atraviesa un proceso de búsqueda de empleo, es básico que se determine cuál es la economía individual y de hogar de cada persona en esta situación, porque tener claro hasta donde se puede llegar sin tener X ingresos fijos mensuales, es un buen eje para tomar responsabilidad en lo que podemos hacer y no hacer durante esta época. Y ante esto, no me refiero a salir, comprar o tener otras actividades, me refiero a ajustar la búsqueda de trabajo para contemplar otras oportunidades que permitan obtener ingresos fijos al mes. Algunas cuestiones que podrías plantearte son:

  • ¿Cuánto tiempo puedo estar sin trabajar?
  • ¿Cuánto tiempo puedo permitirme vivir de la prestación (si la tengo)?
  • ¿Cuál es mi plan B si no consigo trabajo de lo que deseo?
  • ¿Cuál será mi ajuste en gastos?
  • ¿En qué otras actividades puedo trabajar?

7.- Otras opciones laborales

Ante esto hay una realidad, tu bienestar emocional y, con ello, el económico. Todos, absolutamente todos, necesitamos trabajar para poder solventar nuestros gastos, tan ni siquiera hablo de trabajar para tener la vida que queremos, no!!… Hablo de llegar a final de mes y cubrir necesidades porque si sucede esto, es muy probable que estés más tranquil@ y esto te incite a abrir nuevos horizontes laborales.

Hay personas que se pueden permitir tomarse el tiempo necesario para encontrar el trabajo que desean y esto me parece genial!!… pero hay otras que no pueden permitírselo, con lo cual veo loable que busquen otras alternativas laborales para solventar esta situación hasta que llegue lo que realmente quieren profesionalmente.

Por ejemplo, yo en algunas ocasiones he trabajado en otras actividades ajenas a mi tronco profesional y lo he hecho porque necesitaba tener más ingresos o porque para mí es preferible estar en actividad laboral. Considero que de todos los empleos se aprende algo y estos, son fuentes de enriquecimiento personal y profesional. Como dice Alfonso Alcántara:

“Trabaja en lo que puedas pero no dejes de buscar lo que quieres aunque sea un minuto”.

8.- Rodéate de personas positivas

Sí, ¿de qué vale estar en este momento tan importante y a veces difícil, junto con personas que en lugar de darte fuerza, aliento, esperanza y cobijo, te consumen con sus vibras grises?. No sirve de nada que te rodees de personas que no te aportan. Únete a aquellos que te apoyan, sacan lo mejor de ti, te alientan, te dan esperanza, te ayudan, están atentos a alguna oferta donde puedes encajar, te traen buenas noticias y que te dan mucho pero mucho ánimo.

En este momento es esencial que te llenes de energía positiva porque habrán días difíciles y para enfrentar nubarrones tienes que estar fuerte y bien acompañado.

9.- Prepara tu estrategia de empleo

Como en todo lo que planeamos hacer (o en casi todo) necesitamos una hoja de ruta que nos lleve, hito a hito, a cumplir con nuestro cometido. Entonces, ¿por qué en esta situación tan importante de reinserción laboral o cambio profesional, en muchas ocasiones, no se traza un plan de acción (estrategia)?

Considero que es un gran error. Es como querer viajar sin planificar o comprar nada. Entendiendo por nada, ni el avión, tren o BlaBlaCar, etc. ¿Crees que así llegarás satisfactoriamente a tu destino?. Es probable que no!. Entonces, te invito a que traces una hoja de ruta para cumplir con tu objetivo, que en este caso, es el de encontrar el empleo que quieres y necesitas.

Estrategia para la busqueda de empleo

Nos vemos pronto y ojalá estas claves te puedan ayudar a tu reinserción o cambio laboral. Cualquier consulta no dudes en contactar conmigo!!.

Grace Salazar
Recruiter - Orientadora Laboral Laboral - Coach de Desarrollo Profesional

Artículo escrito originalmente en el periódico digital La Nueva Ruta del Empleo
 

Sígueme
  • Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
  • Madrid
Blog de Grace Salazar - Coach para el Empleo y Orientación Laboral 2019 | Construido por minet.es